lunes, 24 de junio de 2013

Fragmento de Los Príncipes de los Piratas III: Guerra en los mares.(Parte II)

Y con la brisa del mar recuerdo su perfume, cierro los ojos y la veo aún, viva y sonriéndome. ¡Le debo tantas cosas! Ya hace diez años desde que la asesinaron, desde que su amor por mí la hizo desaparecer para siempre de Kartia. Durante este tiempo he procurado llevarle las mejores joyas que en mis aventuras consigo, incluso mejores que las que entrego a mi mujer. ¡Ella se las merece! Con los ojos cerrados rememoro momentos junto a ella y solo en esos pensamientos, en esos recuerdos consigo ser feliz.

-Hace unos meses vino tu amigo.-

-¿El del este, oeste o el sur?-

-El del oeste, ¡El Gran Lord!-

-Psss-

-Ya era suficientemente rico como para que encima lo eligieran uno de los Reyes.-

-Sí, compró el título eso lo sabemos todos.-

-¿Y la Asamblea que dice?-

-Nuestra ley no lo prohíbe.Prohíbe pocas cosas la verdad-

-Y yo soy una de ellas. -

-¡Exacto!-

-Toma, aquí tienes tus papeles.-

-¿Cuántos hay?-

-Unos diez, tuve que darle el doble de dosis para poder copiarlos. Pensé que lo había matado al ver que a la hora aún seguía durmiendo.-

-¿Las Islas de la Estrella?-

-Ajá, parece ser que se dirige hacía allí.-

-¡Buen trabajo bonita!-

-¡Beso aquí!-

-Siempre te lo mereces, soy un ratero, es lo que hay que hacer cuando uno es joven o no posee el dinero suficiente como el Lord.-

-¿Y contratas a una cortesana para que haga un trabajo de hombres?-

-No te pago.-

-¡Cierto! Lo hago gratis. Todo te lo doy gratis. Incluso mis servicios sexuales.-

-Deberías estar contenta por poder otorgarme tus servicios.-

-El Gran Lord también supo como contentarme.-

-¿Te pagó bien?-

-No me refería al dinero.-

-Psss-

-50 dragones de oro.-

-¿50 dragones? ¿Te vale un collar de rubíes y zafiros y tres diamantes gigantes?-

-Veamos... Sí, me vale. ¿Es un pago o es un regalo?-

-Tómalo como quieras.-

-Lo tomaré como un pago, el regalo eres tú.-

-¡Ves! ¡Estás encantada de darme los servicios gratuitos!-

-Por desgracia, sí. Pierdo mucho dinero contigo.-

-Siempre te doy tu parte.-

-Lo sé, pero yo solo quiero una cosa.-

-Ahora es imposible-

Esa fue mi respuesta. "Ahora es imposible", ahora si que lo es de verdad. Ella ya no está. Diez años sin ella, diez años siendo infeliz. Ni la familia, ni todo el oro del mundo, ni la mejor de las coronas, me dan la felicidad. ¿La venganza? Sí, eso lo soluciona todo. Él la mandó a la soga y a la soga irá él ahora. No me la devolverá, pero cuando en el mundo de los vivos haya vengando su muerte,solo después de eso, podré ir al Limbo a buscar su alma, cuando la tenga, los Arcanos sabrán que hacer con ella.


Licencia de Creative Commons
Los Principes de los Piratas III: Guerra en los mares. by Lidia Rodríguez Garrocho is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada